23 de julio de 2017

Ensalada de calabacín con salsa de cacahuete

¡Gracias a Almond Breeze por patrocinar esta receta!

Aún recuerdo el primer día que mi madre me puso una ensalada de calabacín crudo delante y cómo casi me da algo. En mi defensa diré que soy poco quisquillosa con las verduras (excepto con el pepino), pero aquel día, tener que comerme el calabacín sin saltear, la verdad es que me dejó un poco alucinada. ¡Nunca antes pensé que el calabacín podía comerse crudo! Más adelante, aprendí que con el calabacín pueden prepararse unos divertidos tallarines tan solo con la ayuda de un pelador (aquí tenéis un ejemplo de ello) y esta semana he querido repetir la idea pero creando una receta diferente. Se trata de una fresca ensalada con un sabor un poco exótico: ensalada de calabacín con salsa de cacahuete.

Y digo que es un plato con un sabor exótico porque me he inspirado en una ensalada tailandesa a base de pepino y salsa de cacahuete. ¡Son dos ingredientes que combinan a la perfección! Ya me veis que hace pocas líneas os estaba comentando que le tengo manía al pepino. Pero el cacahuete es lo que tiene: es tremendamente delicioso y lo contagia por todo el plato. Seguro que muchos de vosotros compartís mi opinión.

Este es, sin duda, un excelente plato para preparar en verano. Además de ser una ensalada muy fresca, es una buena fuente de hidratación. Más del 95% del calabacín es agua, así que imaginaos que con comer poco más de 200 gramos de calabacín os estáis bebiendo casi un vaso de agua. Así que me parece que el calabacín crudo es un buen alimento para ayudar a recuperar la pérdida de líquido que sufrimos con las altas temperaturas del verano.

Recordad que es súper importante hidratarse a lo[…]Leer noticia completa en la fuente original

[pt_view id="b70dc355yq"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *